Cómo limpiar las herramientas de manicura

limpiar herramientas de manicura

Como maquilladora y manicurista, siempre me ha parecido súper importante mantener una correcta higiene al momento de trabajar. Anteriormente escribí una entrada sobre la limpieza de los pinceles de maquillaje, tema fundamental porque si no le damos el debido cuidado, pueden dañarse y causar alergias y granitos en nuestra piel. Ahora quiero comentarles, paso a paso como limpio y desinfecto las herramientas para la manicura, materiales que si no son debidamente tratados y le damos un uso constante para trabajar con varias personas, podríamos contagiarnos de hongos.

Este procedimiento lo hago antes y después de atender a una clienta, pero si no trabajas con ello, te gusta y tienes las herramientas para hacerte la manicura personalmente, también funciona.

¿Cómo debo limpiar las herramientas de manicura?

Herramientas Desechables

Sobre la mesa de trabajo es preferible colocar toallas desechables que cambiarás por cada persona. También debes utilizar una lima por cliente, ya que estas no se pueden desinfectar. En las tiendas especializadas venden paquetes con abundantes limas pequeñas.

Herramientas Plásticas

Las herramientas plásticas como la tina para remojar pies, el remojador de manos y los cepillos, deben ser lavados con jabón antibacterial y agua, luego de eso secar con una toalla desechable y rociarle alcohol isopropílico o desinfectante bactericida especial para herramientas de manicura. Cuando estén completamente secos guardar en sus respectivas cajas y estuches. Existen bolsas protectoras para el remojador de pies, pero de igual manera debes lavar y desinfectarlo.

Herramientas Metálicas

En los salones de belleza, tienen un equipo especial con luz ultravioleta para desinfectar las herramientas metálicas. Igualmente puedes limpiarlas y eliminar las bacterias en casa efectivamente siguiendo estos pasos:

  1. Toma todas las herramientas utilizadas como; el corta cutículas, el cortaúñas, y el repujador de cutícula, y lávalos con agua y jabón líquido antibacterial, luego de eso, sécalas con una toalla desechable.
  2. Desinfecta cada herramienta pasando un algodón impregnado de alcohol sobre ellas.
  3. Déjalas secar unos minutos al aire libre y luego guarda en su estuche para evitar que se vuelva a contaminar.
  4. Repite los pasos anteriores cada vez que hayas terminado de hacer tu manicura.